A mi mujer le pasa algo raro (Reddit)

Antes de abrir un tema o responder mensajes, léete nuestras normas de uso.

Inicio Foros General Historias A mi mujer le pasa algo raro (Reddit)

Este debate contiene 9 respuestas, tiene 7 mensajes y lo actualizó  casapochos hace 4 meses .

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)
  • Autor
    Publicaciones
  • #14035

    Sonia
    Moderador

    Esto es una historia, que en principio es real, de un usuario de reddit (nosleep) donde va contando un suceso realmente extraño con su mujer y sus "antepasados". La historia completa se puede leer aquí, pero está en inglés: http://www.reddit.com/r/nosleep/comments/337lqx/there_is_something_very_strange_going_on_with_my/ de todas formas os lo dejo traducido para que leais esta pedazo de historia.

    Primera parte

    Este es mi primer post en nosleep, pero creo que deberíais saber acerca de esto. Si queréis ir directamente al meollo del asunto podéis saltar hasta el cuarto párrafo. Siempre he temido a los monstruos. Incluso en la universidad, donde la mayoría consideraría que es el momento de llamarse adulto, mis mayores miedos eran los monstruos debajo de la cama, en el armario o en la ventana. Podría decirme siempre lo estúpida que era mi situación al ser adulto al seguir aterrado de algo que sabía que no existía. Aquello fue hasta que conocí a mi mujer. Pero antes de relataros que pasó, dejadme contaros cómo conocí a mi mujer y lo mucho que significa para mí.

    Conocí a Natalie en la Universidad. Yo era un tío un poco friki pero ella vio algo en mí que ninguna otra había visto en toda mi vida. Era una persona extremadamente amable, siempre tenía la mejor de las intenciones. Pasando más tiempo con ella, me di cuenta de todas las cosas que teníamos en común. Para mí ella era la mujer más bella del mundo. Podría quedarme mirando sus ojos verdes por el resto de mi vida, y eso es lo que elegí cuando me declaré y me casé finalmente.

    Pasando a la vida marital, ahora estoy trabajando mientras que ella está haciendo un máster online. La vida es buena, de hecho la vida es perfecta, demasiado perfecta. Desde que me casé, le he contado todo a ella, mis más profundos secretos, mis más profundos sentimientos, y lo que es más importante, mis más profundos temores. Recuerdo cuando le conté acerca de mi estúpido miedo a los monstruos por primera vez, al principio se rió de ello. Pero con el tiempo, ella se dio cuenta que a veces temblaba de terror en la cama, estando tumbado y despierto. Ella siendo tan buena como era, me sujetaba y me decía que todo iba a ir bien. Mi mujer se convirtió en mi protectora, se convirtió en la persona que mantenía mis miedos a raya. Su cara se convirtió en la de un ángel para mí, una persona que me protegería de cualquier cosa aterradora que la vida me propusiera. Terminé confiando en eso preciosos ojos verdes, y cada vez que la veía, sabía que estaba a salvo.

    Ahora os contaré las cosas extrañas que han sucedido. El primer incidente extraño que puedo recordar puede ocurrió una noche a las 3 de la mañana. Me desperté extremadamente sediento, y siendo el tío miedoso que soy, cogí la linterna para conseguir un poco de agua. Tan pronto como encendí la luz de la linterna me di cuenta de que mi mujer no estaba en la cama. Miré hacía el cuarto de baño y la luz estaba encendida y podía oír el agua corriendo así que concluí que allí estaba ella. Medio dormido baje las escalera para ir a la cocina y casi sufro un ataque al corazón cuando la vi de pies en una esquina bebiendo agua. Tan pronto como la vi me sentí seguro. Ella me sonrió al tiempo que daba sorbos de agua del vaso. Estaba bastante cansado y murmuré algo sobre el calor que hacía y conseguí algo de agua. Ella continuó sonriéndome mientras terminaba mi agua y volvía al piso de arriba. Mientras subía por las escaleras la llamé y le dije que volviera a la cama ya que era muy tarde. Cuando entré en la habitación allí estaba, durmiendo. En ese momento me desperté completamente. Podría haber jurado que estaba en el piso de abajo bebiendo agua. Aterrado de bajar de nuevo al piso de abajo, la desperté y le conté lo ocurrido. Medio dormida medio enfadada, ella me reconfortó y me dijo que volviera a la cama. La mañana siguiente ella bromeó sobre cómo mi miedo a la oscuridad le hacía verla en todas partes como su protectora. “Además, estaba usando el baño cuando tu creíste que estaba fuera de la cama” afirmó ella. Con esa cálida sonrisa, ¿cómo podría creer otra cosa?

    Una semana más tarde, ocurrió otro extraño accidente. Este fue a plena luz del día, un sábado por la mañana, Natalie me despertó a las 11 para decirme que iba a hacer recados. Sobre las 11:30 me levanté por fin de la cama y me prepare para un almuerzo tardío con mi preciosa esposa. Fui a la cocina y allí la encontré bebiendo un vaso de agua. Sonreí y le dije “¿Ya estas de vuelta, cariño?” Ella no respondió, sólo sonreía y daba sorbos a su agua. Antes de que pudiera acercarme a ella, sonó el timbre e inmediatamente fui a ver quién era. Abrí la puerta. Sí, era mi mujer, volviendo con todas las bolsas. “Oh, ¿podrías ayudarme con todo esto? Ella bromeó cerrando la puerta de golpe y dejando las bolsas de papel al lado de la puerta. Tan pronto como ella vio que el color desaparecía de mi cara, supo que algo iba mal. Ella me sentó, me trajo un poco de agua y le conté que pasó. Esta vez fue a plena luz del día, y sabía lo que había visto. Por primera vez vi un extraño temor en los ojos verdes que siempre he adorado de mi mujer. Mi esposa era la fuerte, nunca temía nada. Ella me contó algo que debía saber desde hace tiempo. Ella me dijo que esto le pasaba desde que era niña, muchas veces. Sus padres y hermanos la veían en sitios que sabían que no estaba. Ellos nunca podían explicar estos incidentes, pero al ver que no causaban daño, terminaron viviendo con ello sin preguntarse realmente por estos encuentros.

    Me tomó unos meses para procesar todo lo que me contó, pero empecé a vivir con ello también. Como dije, mi percepción real del miedo eran los monstruos, no mi preciosa esposa. Pasaron unos cuantos incidentes más, por ejemplo podía verla sentada en la cama, sólo para encontrarla cocinando en el piso de abajo. Y en todos estos incidentes, cuando intentaba interactuar con esta “entidad”, que todavía veía como mi esposa, ella sólo sonreía y no decía nada. De hecho acabé encontrando reconfortante ver a mi mujer en todos los sitios, siempre sonriendo, siempre feliz y siempre perfecta. Es importante destacar, sin embargo, que en todos esos incidentes, nunca hubo ninguna superposición. Es decir, nunca la vi en dos sitios a la vez, simultáneamente. Imagino que cualquier persona en su sano juicio habría llamado a su mujer cuando creían que estaban viendo a la entidad. Pero como he dicho, encontraba confort en sus ojos verdes, su sonriente cara, así que honestamente no me preocupé demasiado.

    Pero hoy, todo cambió. Mi mujer me dijo que iba a visitar a sus abuelos que vivían a una hora de donde nosotros vivíamos. Me invitó a ir, pero viendo que era domingo y quería vaguear, le dije que fuera sin mí. Aquí es cuando finalmente ocurrió. La superposición. Estaba en la sala viendo la tele cuando me levanté a por una Coca-Cola. Allí estaba, mi mujer de nuevo, sorbiendo agua de un vaso y sólo sonriendo. Estaba tan acostumbrado y sabiendo que era la “entidad”, sonreí y le dije “¡es genial verte todavía aquí cuidándome!” Ella sonrió y continuó mirándome con esos preciosos ojos verdes que tanto aprecio. En ese momento sonó el teléfono y le di la espalda a la “entidad” para cogerlo. “¡Hola cariño, voy a volver un poco tarde porque mi abuela insiste en que me quede a comer!” Era mi esposa, y tan pronto como escuché su voz, oí un cristal rompiéndose, el cual también mi mujer oyó. Me di la vuelta y vi que la “entidad” me miraba fijamente, su cálida sonrisa había desaparecido. En vez de eso tenía una inquietante mueca. Estaba señalándome con su cabeza inclinada en un perfecto ángulo de 90 grados. Pero no era eso lo que me inquietaba, eran sus ojos. Ya no eran de ese verde que encontraba tan reconfortante. Eran negros como el carbón, como los de esos demonios de las películas. Me quedé mirándola y sin habla. “Cariño, ¿está todo bien? ¿Se te ha caído algo?” me preguntó mi esposa. Le susurré “yo no he sido, ha sido ella…” En ese momento mi mujer gritó “¡CUELGA AHORA MISMO Y NO LA MIRES!” No sé cómo pero encontré la fuerza necesaria para hacer lo que me dijo. Cuando abrí mis ojos una décima de segundo después se había ido. Confundido y aterrado, llamé de nuevo a mi esposa y me dijo que ya estaba de camino a casa “No debería haber ocurrido, no se debería haber superpuesto, ellos dijeron que no pasaría……. ellos dijeron que era inofensiva…….”

    Estaba demasiado aterrado para sólo sentarme y esperar, todavía sigo mirando por encima de mi hombro. My mujer está al llegar en cualquier momento. Tan pronto como llegue le preguntaré que quería decir con “ellos” y que cojones estaba pasando. Ella sabe algo y tengo que saber qué es. Nunca pensé que una persona que tengo tan cerca de mí y de mi corazón, la persona que me protege, se convertiría en el monstruo que más me aterraría.

    P.D. Si los suficientes seguís interesados, continuaré mi historia y actualizaré cuando encuentre más información.

    Próximamente pondré la segunda parte cuando tenga un poco mas de tiempo!

    Vade retro

    #14063

    DavidL
    Miembro
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #14066
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #14072

    Sonia
    Moderador
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.

    Vade retro

    #14079
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #14080

    Hiha
    Miembro
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #14081

    Sonia
    Moderador
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.

    Vade retro

    #15132

    milena1228
    Miembro
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #62901

    kaperuzita
    Miembro
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
    #71083

    casapochos
    Miembro
    Contenido oculto. Por favor inicia sesión para ver los mensajes.
Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)

Debes estar registrado para responder a este debate.